Declaración de Luxemburgo y salud laboral

 In Sin categorizar

Trabajadores sanos empresa sana. Desde el Área Económica Europea se está trabajando hacia la promoción de la salud de los trabajadores, para lograr una mejora en el tejido laboral y empresarial europeo.

 

Vivir en una sociedad trabajadora sana, motivada y bien preparada, es fundamental para el futuro del bienestar social y económico, afectando a todos los niveles. En ese sentido, desde la Unión Europea se trabaja en esa dirección, y es por eso que en el año 1997, la Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP) preparó un documento consenso en el que se establecen los principios básicos de actuación y el marco de referencia de una buena gestión de la salud de los trabajadores en la empresa, documento llamado la Declaración de Luxemburgo. En mayo de este año nos adeherimos a esta declaración, como parte de nuestra política de Responsabilidad Social Corporativa.

 

Qué es la Red Europea de la Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP)

La Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP) incluye organismos de los estados miembros y de los países del Área Económica Europea, los cuales actúan como Oficinas Nacionales de Contacto, cuyo objetivo es identificar y difundir ejemplos de buenas prácticas de la promoción de la salud en los puestos de trabajo. Esta labor se hace mediante el intercambio de experiencias y conocimientos.

 

Retos para el siglo XXI

Como se puede comprobar, el mundo laboral ha evolucionado y ha sufrido grandes cambios. Algunos son la globalización, las políticas de empleo, la incorporación de nuevas tecnologías, el crecimiento del sector servicios, el envejecimiento de la población trabajadora o la disminución de trabajadores en grandes industrias.

Contar con un personal motivado y preparado conseguimos afrontar mejor los retos empresariales. Invirtiendo en seguridad laboral reducimos los accidentes laborales, además de mejorar en la prevención de enfermedades, es una inversión de futuro, que afecta directamente a la productividad.

 

Gente sana, empresa sana

Es un hecho que un puesto de trabajo influye directamente en la salud de los trabajadores. Así pues, un trabajador preparado, formado y con apoyo, tanto de sus compañeros como de la propia empresa puede mejorar y desarrollarse personal y profesionalmente, con lo que el tejido laboral y profesional de la sociedad mejorará.

Hay una serie de prácticas para conseguir la mejora en la salud laboral, entre las que podemos encontrar:

  • Reconocimiento por parte de la directiva que los trabajadores son un elemento necesario en la organización y no un mero coste.
  • Implantar en las organizaciones una cultura que aliente a los trabajadores a ser parte de la empresa, fomentando su participación a través de la motivación y responsabilidad.
  • Contar con una política de personal que incorpore activamente temas de promoción de la salud.
  • Establecer un servicio integrado de seguridad y salud en el trabajo.

Como podrás ver son prácticas que van más allá de la prevención de riesgos laborales: pretenden fomentar la participación de las personas trabajadoras en la empresa, su salud y motivación.

 

 

La compañías que quieren participar de estas buenas prácticas se adhieren a la Declaración de Luxemburgo, tal y como hicimos nosotros, por la que nos comprometemos a integrar los principios básicos de la promoción de la salud en el trabajo y en la gestión de la salud de nuestros trabajadores.

Recent Posts
Consejos para ahorrar gas en casa