Te recomendamos el mantenimiento continuo de las instalaciones en las comunidades de vecinos

 In Noticias

En las comunidades las instalaciones de gas, fontanería y calefacción están sometidas a un mayor impacto debido a su uso más continuado e intenso. Prestarles el mantenimiento necesario evitará problemas que puedan afectar a toda la comunidad.

 

Nuestra experiencia nos posiciona como referente en el territorio aragonés de instalaciones y mantenimiento de fontanería, gas y calefacción con lo que nuestra destreza en la instauración de instalaciones de conducción de agua o gas, así como de calderas de calefacción es más que notable.

 

Convertirnos en especialista nos ha hecho saber ya dónde y cómo actuar en cada momento, por lo que te recomendamos que se realice un mantenimiento de las instalaciones en las comunidades de vecinos, puesto que de esta forma se evitarán males mayores, como roturas de tuberías con fugas de agua que puedan afectar a las diferentes viviendas, averías en la calefacción cuando más frío hace y que pueden dejar a toda la comunidad sin agua caliente,… y otras situaciones que no son agradables para nadie.

 

Te explicamos porqué hay que hacer el mantenimiento a las instalaciones

«Más vale prevenir que curar» como bien dice el refrán. Esta es la primera y más sencilla respuesta del porqué. Sabemos que no es lo mismo detectar un mal funcionamiento a tiempo, o un posible punto débil donde se pueda provocar una rotura, que reparar una filtración de agua, con los consiguientes daños colaterales de la misma, por ejemplo. En las comunidades de vecinos hay que tener en cuenta factores como el flujo de agua, los riesgos de atascos que pueden ser más elevados, entre otros.

 

Igual de simple es con las instalaciones de gas, se deben realizar las revisiones pertinentes, tanto para cumplir con la normativa (una revisión periódica en intervalos no superiores a 5 años o al menos cada dos años si son calderas con una potencia útil nominal de más de 100 kW) como para estar tranquilos ante un posible mal funcionamiento de la misma. También es muy importante revisar las tuberías de gas para evitar fugas y sus consecuencias negativas.

 

Muchas son las ventajas de realizar un mantenimiento, empezando por las económicas, ya que evitarse futuras reparaciones puede suponer un gran ahorro. Al contratar un servicio de mantenimiento continuo por una misma compañía también propicirá que los profesionales conozcan mejor la comunidad y podrán realizar un seguimiento, sabiendo donde prestar más atención y conociendo si se cumplen con las revisiones legales.

 

Además del servicio de instalación, nuestro equipo de especialistas les podemos ofrecer el servicio de mantenimiento con el que realizar la supervisión y el cuidado de las instalaciones, que junto a los años de experiencia, les garantizamos un buen funcionamiento tanto en las comunidades como en los hogares.

Recent Posts
Empresa referente del gas en Aragón