Te explicamos los siferentes sistemas de calefacción

 In Noticias

El nivel de consumo y de confort dependerá de qué sistema elijas para calentar tu hogar. Debes tener en cuenta aspectos como la superficie de tu casa y la situación geográfica.

 

Puedes encontrar diferentes sistemas de calefacción para calefactar tu hogar. Nosotros, como expertos en calefacción de Gas Natural y gas propano, te explicamos las diferentes opciones con las que puedes calentar tu casa.

Te explicamos en este artículo las diferentes características de los sistemas de calefacción, y te contamos en qué situaciones se puede optar por uno o por otro, dependiendo de factores como la situación geográfica de la casa, la superficie, el aislamiento, la orientación de la edificación, las dificultades técnicas, el mantenimiento o inclusive, el respeto por el medio ambiente.

Estos factores pueden resultar decisivos a la hora de decantarte por un sistema o por otro, por lo que debes conocerlos todos, para poder tomar la mejor decisión, pues de ello dependerá que tu hogar sea lo más cómodo y acogedor posible.

 

Cuáles son los diferentes sistemas de calefacción 

Calefacción de gas y radiadores

La llamada calefacción de gas ciudad o gas natural funciona calentando el agua gracias al gas natural. El agua caliente se distribuye por todo el hogar de forma homogénea a través de tuberías y radiadores.

Es un sistema perfecto para cualquier tipo de vivienda, ya sea grande o pequeña, pero es especialmente funcional para grandes superficies por la manera de distribuir el calor. Así mismo, es perfecta para climas muy fríos, pues mantiene muy bien el calor. No en vano este sistema es el más cómodo y utilizado en España.

Además, otra de las ventajas de este sistema es que no reseca el ambiente, como puede pasar con el sistema del aire acondicionado.

La calefacción de gas natural requiere de una revisión y mantenimiento, pero no necesita una especial atención, con hacerlo una vez al año es suficiente.

 

Calderas de gasoil

Igual que las calderas de gas natural, las de gasoil funcionan a través de un sistema de tuberías y radiadores y un circuito de agua caliente que distribuye el calor por todo el hogar.

Se diferencian con las primeras por el sistema de energía, ya que estas usan el gasoil. Gracias a ello, no es necesario estar cerca de una línea de distribución de gas y se puede instalar en cualquier punto de la geografía. Un aspecto a tener en cuenta es que el gasoil se almacena en depósitos y dan suministro al hogar, por lo que debes prestar atención y tener siempre el depósito lleno.

Como con las calderas de gas, el calor es distribuido de forma homogénea y se logra mantener muy bien, por lo que este es también un sistema muy usado en zonas muy frías y que no disponen de gas ciudad.

 

Calderas eléctricas

Otros sistema de calefacción son las calderas eléctricas, que también usan radiadores para repartir el calor en los hogares. Este sistema no requiere de la instalación de gas, funcionan con electricidad.

No necesitarás ningún otro tipo de combustible que no sea la electricidad, pero uno de los aspectos que deberás tener en cuenta es el consumo, ya que la factura de la electricidad se puede incrementar mucho.

 

Aire Acondicionado 

Con este sistema tienes la posibilidad de utilizarlo como calefacción o como aire acondicionado. Es un sistema ideal para zonas poco frías, con temperaturas más templadas, como por ejemplo las zonas de costa. Un inconveniente con estos sistemas es que el aire que expulsa reseca mucho el ambiente y no es muy beneficioso para personas con problemas respiratorios.

El aire acondicionado o bombas de aire frío y caliente es perfecto para climatizar puntos concretos del hogar, ya que no está ideado para grandes superficies, porqué el calor no se mantiene y se disipa con facilidad.

 

Nosotros te recomendamos informarte bien antes de decantarte por un sistema u otro de calefacción, ya que de ello puede depender ya no solamente la comodidad, sino el ahorro en consumo de energía.

Recommended Posts
Consejos para autocaravanas